Orquestas, coros y bandas infantiles y juveniles
En Concepción del Uruguay

Una multitud acompañó el cierre del seminario nacional de orquestas infantiles y juveniles

Más de 200 niños y niñas emocionaron al público que este sábado por la noche se congregó en la plaza Ramírez de Concepción del Uruguay para disfrutar del concierto de cierre del Seminario Nacional de Orquestas Infantiles y Juveniles.
Aumentar tamaño de texto Disminuír tamaño de texto
Cuatro días de intenso trabajo y capacitación vivieron los grupos provenientes de diferentes provincias, cerrando el seminario con un concierto al aire libre. La Orquesta Sinfónica “Cunumí”, fue especialmente invitada al evento, concurriendo además integrantes de las orquestas “Toque Minuan” y “Romina Iturain”, todos grupos enmarcados en un programa de la Secretaría de Cultura de Entre Ríos.

Familias enteras colmaron la plaza y se emocionaron con chicos de Jujuy, Mendoza, Misiones, Chaco, San Luis, Buenos Aires, Santa Cruz y los entrerrianos de Paraná y Concepción del Uruguay. La apertura de la noche estuvo a cargo de la Orquesta Sinfónica Infantil y Juvenil “Cunumí”, que desarrolla sus actividades en la Escuela Hogar de Paraná y depende de la Coordinación de Coros y Orquestas Infantiles y Juveniles de la Secretaría de Cultura de la provincia. Luego fue el turno de los anfitriones, la Orquesta “Río de los Pájaros”, que fueron ovacionados por el público.

Dieron el cierre los integrantes de la Orquesta Argentina Infantil Manuel Belgrano, junto a los y las 200 participantes que luego del intenso seminario de cuatro días en Concepción del Uruguay pudieron mostrar el resultado en el escenario. Así pasaron la V Sinfonía de Beethoven, clásicos de películas, la suite argentina con los variados ritmos nacionales y otras cinco obras de magnífico desarrollo. La orquesta nacional incorporó al repertorio la música de “Que canten los niños” y se subió al escenario un coro integrado por niños de la ciudad anfitriona que cantaron la canción de José Luis Perales. Luego, la Orquesta Nacional se despidió bien arriba con el mambo, interpretados por niños y jóvenes que vivieron una experiencia invalorable para su vida.

Gran comunión

La coordinadora de Coros y Orquestas Infantiles y Juveniles de nuestra provincia, Jaquelin Moreno, valoró la experiencia “desde lo pedagógico, fueron jornadas intensivas de estudio, con profesores idóneos. Los chicos conocieron otra forma de estudio, se dieron cuenta de lo que les falta aprender, e incluso algunos se motivaron para intensificar sus estudios a través de las orquestas y la escuela de música”. Resaltó también la “gran comunión entre todos los grupos, charlaron mucho, se relacionaban con ese lenguaje tan particular que es el de la música, con los conceptos y simbología específica. Era muy bello escucharlos hablar y buscar la nota entre todos”, señaló.

Luego de estudiar por instrumentos, los grupos se reunían para ensayar las piezas que presentarían al público. “La actuación además de música tenía algo de coreografía y la intervención de sonidos particulares, como gritos en el caso de la música de películas, era muy novedoso”, indicó la coordinadora. Moreno comentó que también tuvieron un momento de esparcimiento recorriendo la ciudad. “Los chicos estaban muy cansados, pero felices. Al final del día se conversaba sobre las vivencias, las familias y las experiencias. Fue un intercambio muy lindo”. La funcionaria agradeció la colaboración de Turismo Social de la provincia y Vialidad Provincial, quienes les facilitaron el transporte para llegar hasta el encuentro e informó que “quedo latente la posibilidad de trabajar juntos (con Soijar) y en mayo nos reuniremos con ellos para seguir conversando sobre eso”, subrayó.

Convivencia y aprendizaje

“Aquí está sin dudas el futuro musical y orquestal de la Argentina, de aquí saldrán grandes músicos”, dijo el maestro venezolano Andrés González, director del seminario. A su vez, Valeria Atela, la responsable del Sistema de Orquestas Infantiles y Juveniles de la Argentina, remarcó que “fue una experiencia de convivencia y aprendizaje maravillosa que va más allá de lo artístico. Agradecemos a los vecinos de la ciudad que los veían pasar con sus instrumentos, los alentaban y los acompañaron en los ensayos, pero sobre todo por el reconocimiento del concierto final, y el acompañamiento de la Municipalidad en todo momento”, destacó.

Valoró además el compromiso de las autoridades locales y de toda la ciudad que entendió a la “Orquesta como una herramienta para la formación personal al mismo tiempo que se proyecta como un modelo social en el que se exploran y fortalecen valores, actitudes y experiencias de alto contenido comunitario, no solo artístico”, concluyó Atela.

El encuentro

El encuentro fue organizado por la Fundación SOIJAr (Sistema de Orquestas Infanto Juveniles de Argentina) con el apoyo del Municipio de Concepción del Uruguay. Delegaciones de Misiones (Orquesta Escuela "Grillitos Sinfónicos", Posadas); Chaco (Puerto Tirol, Colonia Elisa, Cruce Viejo y "Vientos de Cambio", Roque Sáenz Peña); Tucumán (Orquesta "Divino Niño", Yerba Buena); San Luis (Orquesta Escuela de San Luis); Mendoza (Orquesta "Alas del Viento", General Alvear); Buenos Aires (Orquestas-Escuela de: Chascomús, Tigre, Lezama, Almirante Brown y Bahía Blanca); Jujuy (Orquesta Infanto Juvenil de Jujuy); Orquesta de Caballito de Ciudad de Buenos Aires; Santa Cruz (Orquesta del barrio, Río Gallegos); y Entre Ríos (Orquesta Infanto Juvenil Ríos de los Pájaros de Concepción del Uruguay y Cunumí de Paraná) se reunieron allí durante cuatro días.

Fue invitada especialmente para esta oportunidad la Orquesta Sinfónica Infanto Juvenil “Cunumí” de Paraná, concurriendo también integrantes de las orquestas “Toque Minuan” y “Romina Iturain”. Todos estos grupos dependen de la Coordinación de Coros y Orquestas Infantiles y Juveniles de la Secretaría de Cultura de la provincia.

Los talleres

La mayoría de los niños, niñas y adolescentes que viajaron cientos de kilómetros se volcaron intensivamente al estudio del repertorio que ofrecieron al público el día sábado. A través del estudio, recibieron una capacitación técnico pedagógica que redundará no sólo en su crecimiento personal, sino también en el colectivo de su orquesta, donde vuelven preparados para trasladar los conocimientos adquiridos en este encuentro.

Los talleres estuvieron a cargo del equipo técnico seleccionado por Atela, presidente de la Fundación SOIJAr y estuvo compuesto por Carolina Uchiya y Amparo García Rabell, en violines; Sofía Gutiérrez, en viola; Jade Varela, en cello; Karina De la Canal, en contrabajo; Juan Ignacio Goicoechea, en metales; Emiliano Barri en vientos maderas y metales y Eduardo Lucastegui en percusión, estando a cargo de la coordinación Andrés González Lamon, formado en el Sistema de Orquestas de Venezuela, discípulo del maestro José Antonio Abreu.
Aumentar tamaño de texto Disminuír tamaño de texto